"Muchas personas no sabemos lo que somos ni lo que queremos hasta que no es la vida la que nos obliga a planteárnoslo. Con lo fácil que podría ser hacernos las preguntas adecuadas momentos antes, quizás años antes de que llegue ese instante irreversible en que nos piden matrimonio o nos ofrecen un trabajo en la otra punta del país o nos enteramos de que vamos a ser padres. La inmediatez de la situación nos acaba obligando a buscar las respuestas, probablemente de manera precipitada, asegurando a los demás que estamos haciendo lo que queremos cuando por dentro no tenemos ni idea. Y eso pasa todos los días, a todas horas, en todas partes."

"Mi primer proyecto se llamó Ignara, una campaña de publicidad social o contrapublicidad, mezcla de guerrilla y lo socialmente aceptado. Algo innovador, así que entiendo que mis profesores no le dieran demasiado buena nota. Se trataba de lanzar una serie de preguntas que, en contra de lo habitual en el mundo de la publicidad, no venían con una respuesta dada sino que simplemente estaban ahí para remover algo en las personas receptoras. Quizá en ese momento no, pero sí calarían más adelante.
No puede crecer nadie sanamente en una sociedad enferma, tal y como leí en un libro de John Dewey. Ya hace alrededor de un siglo que se hacían este tipo de afirmaciones, lo que me hace pensar que esta loca carrera por el “progreso” solo se refiere a los avances tecnológicos y a la primacía de los métodos científico y económico sobre el resto, como si de una religión absolutista se tratara." Photo

Viajé cuando pude, se me permitió y quise. Tuve esa suerte.
Aprendí en distintas escuelas de europa el lenguaje del dibujo, del grabado en todas sus variantes y la composición. Compartí y contrasté saberes y opiniones con otras personas, de maneras de ver el mundo y procedencias de lo más dispares. Pude ir a algunos museos, a otros no. Y todo a lo que he tenido acceso me convierte en lo que soy hoy.

El proyecto con el cual me he bañado en el barro, aprendiendo por cada poro ha sido un libro, "Guerreras", es una aproximación lúdica y artística a la historia de las mujeres con una fuerte base de crítica social contemporánea. He tratado de aludir a todas las esferas tangenciales a este proyecto, espero no haberme dejado ninguna atrás. Comencé el proyecto convenciendo a dos amigas de largo tiempo que se habían especializado en Ilustración y Comunicación Audiovisual respectivamente. Más tarde necesitamos incorporar otros conocimientos específicos en el proyecto, y solo así fue creciendo, con todo lo que cada persona aportaba. De un modo u otro, el primer volumen salió adelante gracias a todas las personas que decidieron colaborar y las que lo apoyaron adquiriéndolo.

Photo #Guerreras, y en general mi forma de trabajar, es, a partes iguales:

- Respetuoso con el medio ambiente, tratando de trabajar con los materiales y los procesos más respetuosos posibles, pensando además en una vida útil larga, en el final del recorrido del objeto.

- Responsable con la revisión de la historia que está llevándose a cabo desde finales de siglo pasado (pese a todo lo que falta por redescubrir), poniendo en duda las enseñanzas y versiones oficiales. Veremos cómo la mayoría de la información recabada sobre estas mujeres aún conserva un sesgo despectivo.

- Consciente de la imagen que nos inculcan sobre las mujeres. Cuando iba al instituto, yo misma adquirí ese lenguaje heredado de “las chicas van para estética o secretariado y los chicos para mecánica o deportistas”. Cambian las tecnologías pero las percepciones aún no cambian. Es decir, que pueden ponernos un smartphone de la potencia de un avión en la mano y acceso a todo el saber del mundo que, dado que el machismo ha imperado y en internet se multiplican las voces, acabas asimilando lo mismo que veías en la calle, solo que corroborado una vez más en millones de voces a través de ese cristal negro. ¿Es esto acaso progreso?

- Partícipe de la labor ancestral de la artesanía, respetando los procesos pero también a esas personas en peligro de extinción que lo llevan a cabo cuidando los detalles de cada pieza fabricada con sus propias manos: tensando el cordel, afianzando las costuras, corrigiendo los ejes y puliendo las esquinas de cada una de ellas. Con los ojos bien puestos, con las manos bien entrenadas, con las herramientas indispensables para hacer un trabajo certero.

- Consecuente con el futuro, teniendo presente que, si trabajamos esto todas las personas, desde hoy y no dejándolo para otro momento, cada vez más niñas podrán atreverse a soñar y a sentirse iguales, sin el sesgo dominante que les viene dado desde atrás y desde arriba.

- Cuidadoso con la procedencia, tratando de dar voz a la creatividad rural. Impulsamos nuestras voces actuando coralmente para que no suceda lo que en la mayoría de los casos, que si no vives en la gran ciudad dan igual las tecnologías, las personas vuelven a quedarse aisladas en la España vaciada.

¡Visita www.guerreras.es anda!